El problema de los embriones congelados

A raíz del artículo publicado: Donating embryos for research – Human Fertility and Embryology Act to be updated – Bourn Hall Clinic que recientemente se ha divulgado en las redes sociales, querría hacer las siguientes consideraciones.

El problema del almacenamiento de los embriones criopreservados es algo que nos afecta a todas las unidades de reproducción asistida. En nuestro país y fuera de nuestras fronteras. A este respecto, existen trabajos elaborados tanto a nivel europeo, como los publicados por la ESHRE, como por la ASRM (algunos de ellos bastante antiguos: Ethics Committee of American Society for Reproductive Medicine. Donating embryos for human embryonic stem cell (hESC) research: a committee opinion. Fertil Steril. 2013 Oct;100(4):935-9); American Society for Reproductive Medicine. Ethics Committee. Donating spare embryos for embryonic stem-cell research. Fertil Steril. 2002 Nov;78(5):957-60).

Más recientemente:

Klock SC, Lindheim SR. Disposition of unused cryopreserved embryos: opportunities and liabilities. Fertil Steril. 2023 Jan;119(1):1-2.

Incluso existen trabajos, muy recientes, sobre la opinión de los pacientes sobre la donación de embriones para investigación:

Khorshid A, Wignarajah A, Zhang J, Alvero R, Lathi RB, Behr B, Murugappan G. Assessment of patients’ perceptions towards embryo disposition after donation of embryos to a research biobank. J Assist Reprod Genet. 2023 Jan;40(1):153-159.

Jadva V, Imrie S. Embryo donation: motivations, experiences, parenting, and child adjustment. Fertil Steril. 2023 Jan;119(1):11-14.

Conscientes de este problema también en España, el Grupo de Ética y Buena Práctica Clínica de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) creó un grupo de estudio con el fin de presentar propuestas para reducir el número de embriones acumulados en los bancos. Este documento salió a la luz en el último congreso de la SEF que tuvo lugar el pasado año en Bilbao.

(https://www.sefertilidad.net//index.php?seccion=biblioteca&subSeccion=libros)

Lamentablemente, el acceso al documento en la página de la SEF está abierto solo para los socios.

Además del documento, propuse al grupo la realización de una encuesta a todos los centros de reproducción españoles para conocer el número de embriones criopreservados y sus destinos, cuyos resultados también se presentaron en el Congreso SEF. Además, ASEBIR aprovechó la encuesta para conocer también, por otro lado, y más concretamente, los embriones donados a investigación. Esos resultados se publicarán en el próximo congreso de ASEBIR en Palma.

Aunque solo respondieron a la encuesta de la SEF 71 centros (29%), de los 376.445 embriones almacenados, casi el 18% estaban destinados a investigación, pero el 16% de todos los embriones, sin un proyecto concreto.

Para que el trabajo alcanzase más difusión a nivel popular, y puesto que la prensa es la que hoy en día tiene más impacto para que el problema llegase a la administración, presenté los resultados de la encuesta en la prensa unos días antes del congreso. Y se publicó en El Mundo el mismo día del congreso.

Adjunto el enlace del artículo del periódico, donde, como se puede ver en la imagen cito al Grupo y a la SEF como responsables de la investigación.

https://www.elmundo.es/espana/2022/05/02/626c3dbc21efa0a61d8b45dd.html

¿Cuáles son las conclusiones de todo esto?

A mi modo de ver, y únicamente como una opinión, en España estamos igual o más concienciados con el problema de los embriones acumulados en los bancos y sus destinos.

Hemos desarrollado un documento en el que han intervenido distintos especialistas: médicos, embriólogos, psicólogos, bioeticistas y expertos en leyes, fruto de varios años de trabajo, en el que se recogen todos los ámbitos del problema. Tenemos, además, información de la situación aproximada del número de embriones para cada destino marcado por la ley.

Desgraciadamente, este documento, así como los resultados de la encuesta, son poco conocidos por los profesionales de la reproducción asistida en general (a no ser que, concretamente asistieran a la presentación del documento en el Congreso SEF).

Parece que damos más importancia a los trabajos, noticias e impresiones que tienen lugar fuera de nuestras fronteras. Y si está escrito en inglés, mejor aún.

En conclusión: deberíamos aunar nuestros esfuerzos por solucionar los problemas, en lugar de emprender batallas contra nosotros mismos. Creo que así, todos saldríamos ganando.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 51 = 57